martes

El Gobierno quiere naturalizar más los partos

El Ministerio de Sanidad quiere poner en marcha un plan para reducir el número de cesáreas que se practican en nuestro país y naturalizar más los partos. Según los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 40 por ciento de los partos que se realizan a través de esta intervención podrían evitarse.

La prioridad del Ministerio es evitar la intervención médica en el parto en la medida que sea posible. En España cada año 100.000 niños nacen por cesárea, 36.000 más de lo que sería conveniente según la OMS. El pasado mes de julio, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) ofreció datos oficiales sobre el parto en nuestro país. De los 400.000 partos que cada año se registran, un 73% son normales, un 20 son por cesárea y tan sólo un 7 por ciento requieren la utilización de fórceps, un instrumento cuyo empleo tenderá a disminuir tras una reciente sentencia que condenó a un médico por su uso "excesivo".

En la propuesta del Ministerio se contempla el aumento del número de matronas para darles un papel prioritario como ocurre ya en algunos países europeos. La presidenta de la Asociación de Matronas, María Ángeles Rodriguez Rozalen, resalta el importante papel que estas profesionales tienen durante el parto y asegura que "hay dos zonas bien diferenciadas en los hospitales maternales donde la zona de bajo riesgo es gestionada exclusivamente por las matronas y los médicos son para ellas meros consultores".

Con esta medida el departamento que dirige Bernat Soria busca intentar evitar la cesárea, la episiotomía, los fórceps e incluso la epidural que ralentiza la dilatación. Según un estudio avalado por la organización mundial de la salud el 42 por ciento de las mujeres que parió por cesárea no tuvo más bebés.

Fuente: cadenaser

Comentario: hace un mes aproximadamente vimos un documental sobre partos, y es curioso y fascinante que por ejemplo en Holanda casi todos los partos son en casa, a excepción de los que se puedan complicar o alto riesgo. Están orientados a tener una experiencia maravillosa, entre la madre y el niño. En España más bien se convierte en un suplicio y convierten en algo natural en algo en lo que parece que la intervención del médico ha de estar siempre presente. Ya os contaremos como nos va de aquí aproximadamente un mes.