martes

Muscle Museum de Muse

Hay canciones que uno escucha la primera vez y atrapan a uno de manera inesperada, por decir de alguna forma, yo no podría concebir mi gusto por Pink Floyd si la canción de Another Brick in the Wall II no me hubiera impactado a mis ocho años, o si la muy vieja y gastada Creep de Radiohead no me hubiera sonado en mis años de secundaria, o esa hermosa Playground love de Air no retumbara tan románticamente mi corazón esa triste tarde de viernes de aquel 2001. Es decir, a veces necesitamos de una simple canción para decir, este grupo debe ser bueno.
Mi primer acercamiento con Muse fue en una navidad ya varios años atrás, estaba en el coche de mi amigo Tito y traíamos una cerveza cada uno, más lo que ya habíamos bebido horas atrás en mi casa, o sea andabámos muy bien servidos, de repente el me dijo que quería mostrarme un disco que podría gustarme (Showbiz de Muse).
Cuando lo puso debo admitir que la primer canción (sunburn) no me sorprendió mucho, sin embargo, tan sólo dio inicio la segunda canción mi impresión cambió de manera radical, Muscle Museum se convirtió en el himno de aquél mes en mi vida, la tarareaba cuantas veces la recordaba y su sonido me eclipsó para que de manera determinada me dedicara un tiempo a investigar esta banda que al día de hoy ya es una de mis favoritas. Aquí el video raro de esta canción que me atrapó para siempre y me hizo conocer a otros grandes ingleses.



TAGS: