viernes

El crack de la bolsa

Bolsas tiradas

Gran foto de El Blog Verde

No hablamos de economía, sino de que en todo el mundo el punto de mira está puesto ahora en las bolsas de plástico. ¿Por qué? Por datos como estos que nos acerca Bottup u otros que leemos en Time: cada español usa unas 238 al año, cada estadounidense unas 365, y reciclamos menos del 10%. Para la función que realizan en su corta vida, estimada en unos 12 minutos, fabricamos plástico que tarda hasta 1.000 años en descomponerse y para el que se necesitan 12 millones de barriles de petróleo. Tanto este plástico como los metales pesados de las tintas que utilizamos para rotularlas son muy contaminantes: por sus propias partículas, por los gases que genera su inicineración o porque taponan cursos de ríos o asfixian ballenas, tortugas o peces. ¡Qué mareo!

Como en todo problema, existe una solución. O muchas. En este caso, reinterpretar a la típica cesta de la compra para que la lleven cientos de celebrities (famosos y famosas para quien los conozca, claro) o hacer una versión española más ecológica que la otra, con algodón y tintas ecológicas (y con celebrities españolas, que no falten). Hay quien propone prohibirlas y países que han llegado incluso a hacerlo, como Australia, Irlanda, Italia o Taiwan. Otra manera es hacer bolsas de materiales compostables, que tardan unas cuantas semanas en descomponerse en materia orgánica. ¿Os suena?